SUCULENT, Casa de menjars. Interiorismo by 3PATAS.

01Ago12

A finales del año pasado nos realizaron el encargo del interiorismo de un nuevo restaurante. Los clientes, tras haber consultado a otros reconocidos interioristas se dacantarón finalmente por nosotros porque les presentamos un anteproyecto en tiempo record que se ajustaba bastante a lo que ellos tenían en mente, casi habíamos acertado con el “carácter” que ellos querían impregnar en su local.

Una vez realizado el encargo formal, empezaba la parte de investigación. Las premisas de las que partíamos eran entre otras un lugar donde se iba a servir comida tradicional catalana (una Casa de menjars), el ambiente un tanto “canalla” que buscaban en el local, no querían un trato distante con el cliente, sino más bien un trato cercano como se ha hecho en las tascas de toda la vida, de tú a tú y por supuesto no podíamos olvidar el emplazamiento del local, Rambla del Raval, 43, barrio castizo barcelonés donde los haya.

Nos encantaba la antigua puerta del local, pero debido a su mal estado no podíamos conservarla, así que se diseño una nueva inspirada en la anterior pero con el añadido en su parte derecha de una ventana “guillotina” donde se servirían los cartuchos de frituras, ya que detrás de esta ventana está el mostrador de la freiduría, también diseñado expresamente a medida para el local.

Conjuntamente decidimos que la barra tenía que ser la protagonista del bar, gente que pueda disfrutar de unas buenas tapas de pie o tomar algo mientras detrás hay gente comiendo más relajadamente en las mesas… buscábamos ajetreo. El sobre de la barra es de mármol blanco con los cantos achaflanados y las esquinas redondeadas y el frontal un mosaico hidráulico traído desde Marruecos y elaborado expresamente en esos colores para seguir con el juego cromático propuesto. El mosaico hidráulico lo entendemos como un elemento muy mediterráneo y por ende muy barcelonés, de hecho lo podemos encontrar en muchos pisos modernistas de Eixample. Sin embargo, colocarlo en el frontal de una barra no es tan común.

El suelo de todo el local es de pizarra negra natural. Tras hacerles varias propuestas de suelos a los clientes, se enamoraron de este en concreto, que a nosotros también nos encantaba y también lo encontramos un elemento muy catalán, muy usado en las zonas montañosas de esta región.

El mueble de la trasbarra, al igual que la mesas del comedor, están realizadas con vigas de madera. La idea original era reutilizar unas vigas que tenía antiguo local, pero debido al mal estado de las mismas, nos fue imposible reutilizarlas. Ambos elementos así como las sillas, han sido manufacturados por Amato & Solé.

En frente de la barra tenemos una zona de mesas bajas y sobre esta zona, un altillo. Para seguir con el carácter tradicional del interiorismo, propusimos colocar una barandilla alrededor del altillo y tirar el muro que separaba esta zona de almacenamiento, así ganábamos en sensación de amplitud del local y luz directa desde la ventana del altillo. Para iluminar la zona de las mesas, decidimos no incorporar nuevos elementos, sino jugar con los que ya había, como por ejemplo las barandillas. Algunas de ellas están torcidas de manera que parece que se han roto o descolgado y en su parte final tienen una pantalla metálica en verde carruaje.

Si seguimos el pasillo, al fondo a la derecha, llegamos como en todo bar que se precie a los baños. Los lavabos son dos cubos de Zinc con asas de madera incrustados en un tablero de madera maciza de roble con grifos en su lado derecho con acabado de latón y maneta cerámica. El espejo es la parte central de la antigua puerta del bar. Todo esto sobre un frontal de azulejos blancos con mortero gris y las paredes laterales al igual que las puertas de ambos retretes, pintadas del mismo verde que las pantallas de la barandilla.

Para la iluminación de este pasillo que además de los baños también dirige a la cocina. Hemos utilizado unas latas de conservas de atún, diseñadas expresamente para este establecimiento. El motivo es que una de las cosas que ofrece el local son unas conservas exquisitas, y de este modo reutilizamos unas latas con unos gráficos muy atenticos y unos colores muy vivos que alegran el pasillo.

El reservado, tiene una adaptación de la lámpara Worley diseñada para otro proyecto, pero que a los clientes les gusto y le añadimos un tubo más, con lo que tenemos ocho puntos de luz que se encienden en tres fases que coinciden con las tres fases de apertura de la mesa ampliable de también diseñada expresamente para este proyecto. En cada uno de los puntos de luz, para focalizar más la luz, colocamos una olla que hacen el efecto de pantalla a la vez que sigue con el hilo de “Casa de menjars”.



No Responses Yet to “SUCULENT, Casa de menjars. Interiorismo by 3PATAS.”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: